29 dic. 2012

2013

Falta poco para un nuevo cambio, para nuevas oportunidades, deseos, metas y sueños.  Los manteles ya están en el lavarropas, hay vajilla por todos lados,los turrones están guardados, la bebida ligeramente fria en una heladera, mamá cocinando, papá trabajando... yo yo deseando cada 00:00hs que pueda leer mi mente con un simple chasquido y mande ese bendito mensaje, ese "mensaje" que nos persigue a todos los adolescentes y que siempre ponemos nuestras esperanzas en él. No entiendo porque dependo tanto de eso, antes no era así, no sé que cambió en mí, la realidad es que no quiero cambiar, pero quienes lo hacen y se adaptan son los que literalmente "sobreviven".
Hay una parte de mí que no puede negarlo, necesito sentirme completa, no sé como avanzar, me encuentro en un balde, no hay más salida que la de la superficie, pero como llego? las paredes son lisas, hondas y poco fáciles de escalar, así es un poco de mí vida, en realidad así me siento. 365 oportunidades tuve en el 2012, pero ninguna de ellas era para mí, quizás después de dos años, necesito a alguien mejor, o quizás igual para sentir devuelta que ese vacío inexistente no existe.
Antiguamente no dedicaba mi blog a problemas hormonales, y pido perdón al que lo leen y tienen que bancar que vuelva al tema una y otra vez, pero sí, tengo mis problemas y es el único modo que encuentro, para uno siempre es bueno armarse de palabras, quizás no tengo el valor como tienen mucho de los demás que pueden motivarse así mismo, a mí me motivan otro tipo de cosas, las personas y su carácter y modo de expresarse, pero también las palabras, y muchas veces logro ordenar mis ideas, eso significa que me siento por fin bien conmigo, pero claro, escribo, borro, vuelvo a pensar, y a escribir pero finalmente siempre vuelvo a borrar. Pero el hecho de leer algo reconfortante o por qué no digno es.... no sé que es, pero es la mejor sensación que muchas veces sentí. 

Muchas de las personas que pueden leer esto por ahi piensan distinto, o por ahí iguales que yo el fin es este, para este fin de año mi mayor deseo es recibir ese mensaje, pero para ustedes también voy a desear, porque muchos de nosotros tenemos un vacío inexistente que nos persigue y nos intimida, incluso se presenta cuando estamos solos, es horrible, lo sé, por eso deseo que ese mensaje también les llegue a cualquiera de ustedes, que pueda alegrarme a ver las plazas colmadas en febrero, ojalá tengan la suerte del año nuevo que tanto ansío yo. Que obviamente guarden lo mejor de este año, pisen su pasado, y disfruten con sus familias. 
Las luces de los que no están, nos van agradecer que levantemos una copa, y nos comprometamos a soñar, y reír durante todo este año. No tengo más para decir, nada más que, buena suerte, y hasta luego
                                                                           









"look at me, dime como te sientes, cuando estas triste, dime como tu pecho se exprime o quizá como tus ojos sueltan agua caliente, dime todo de ti, porque realmente me interesa, me interesas..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario