25 dic. 2012

Doble cara.


Agustina, modo sensata:

"La adolescencia es el cambio para volvernos alguien el futuro, tenemos errores, sí, pero justamente si podemos prevenirlos es mejor. Ojalá todos fuéramos lo que esperamos de otra persona, pero no, a veces hay más personas alrededor que encajan con una pero que ese "una" no va con vos. Levantar la cabeza, ponerte de pie, y seguir. Lo mejor que podes hacer, ignorar a tu corazón, y escuchar a tu cabeza, ser responsable de tus actos y no dejar que nadie juegue con vos. La soledad puede quedarse pero puede irse en un momento que valga la pena, no estas sola, tenes más personas, de las buenas. Soy chica y me falta recorrer, tengo tiempo de sobra, prefiero sufrir ahora que evitar llorar por alguien que no vale la pena"


Agustina, modo corazón, alma.... y Agustina la masoquista:

"Hay otro tipo de soledad, la que duele, la que lastima, la que invade tu cuerpo cuando estas prácticamente sin nadie al lado, soy una chica, también tengo mis problemas hormonales, mis instintos femeninos y esa clase de contradicción que hace confundirme cada vez más. Probablemente me contradiga tanto que busco respuestas de terceros, que ni siquiera sé porque las pido, ya que no me conformo con lo que puedan decirme. 
Nada me viene bien en este momento, mi corazón apenas si tiene el valor para poder escribir, perder su orgullo y empezar a desahogarse. El rencor se fue, esa fortaleza que se formó en mi hace meses, se derribó en un par de horas, no parece justo siendo que me llevo meses construirla y sostenerla. Querer a alguien por mucho tiempo es doloroso, tener ese sentimiento reprimido no tiene comparación, es indescriptible, menos cuando eso es por una persona, va, un chico.
Llevo más de un año con este sentimiento, da vueltas, va y viene, una vez se había formado para quedarse pero mi cabeza fue lo suficientemente rápida para captar que no estaba decidido a quedarse y que claramente él no iba a jugársela por mi sentimiento. A partir de ahí  esa barrera se levantó, di un paso al costado y simplemente dejé que pasara el tiempo, cruzarmelo de vuelta fue lo peor y lo mejor que me pasó a la vez, que quiero decir? me alegré de verlo, tan bien, tan feliz y tan lindo como yo lograba recordarlo de vez en cuando,  lo triste? la barrera que estaba en mi se fue destruyendo al paso de las horas, su perfume, su  carácter, su personalidad logró derrumbar en horas todo lo que construí en meses, me dí cuenta que es más fuerte que yo. Así que este es mi corazón otra vez al desnudo, sin que nada lo proteja, con miles de sensaciones paseándose  tal vez suene tonto, pero mi corazón desea que esta vez sí pase algo, que esta vez no sea solo un intento de avanzar y retroceder más, que esta vez sea el momento después de dos años para poder sonreír por un estúpido mensaje, por recordar fechas, por sonreír sin ninguna razón. Después de dos años mi sonrisa es escasa  solo se hace presente de vez en cuando, mis dias me los alegran mis amigos, y nada más que ellos, después soy neutra. solo ahora tengo esa sonrisa tonta de curiosidad y de picardía como cuando una nena juega a las escondidas.

Sé que me arriesgo a sufrir, pero sé también que quiero ser feliz, y que no hay otra persona por el momento que pueda hacerme sentir tantas cosas. Puedo diferenciar mis sentimientos de cuando algo pasa en serio, y esto lo es. Más allá de cualquier palabra a todos nos falta madurar un poco, me duele saber que esto puede estar mal, en realidad lo está. El simple hecho del pasado me hace apagar todas mis ilusiones aunque mi corazón iluso sigue esperando que todo cambie,  que sea mejor, y que la soledad que tanto me duele se vaya al menos por un tiempo, y que sin dudas ya no esté esa duda del "momento" en mi interior.

Seguro mañana voy a arrepentirme de cualquier cosa que haya dicho hoy, pero hoy es lo que siento, es lo que a mi corazón desnudo le pasa, créeme yo también quiero ser una pantufla...

No hay comentarios:

Publicar un comentario