15 abr. 2013

Nota mental

Recuérdate a ti mismo ser como quieras ser, siempre y cuando nunca pierdas tu eje, haz memoria y piensa cuantas cosas sufriste y quiénes lograron levantarte, piensa quienes no tendrías el valor de perder ni siquiera por un minuto y después preguntate si sufrir por alguien que te toma por invisible vale la pena.
Llorá todo el tiempo que necesites, odiate por ser como sos, por no encajar o por no saber como sobrellevar las situaciones, detestá a tu mamá por querer sacarte a comprar cuando tu humor roza el piso, y el mundo te contra-ataca, pero nunca te olvides que quiénes te rodean forman parte de tu vida, que cada lágrima que derrames sea para no derramarla delante de ellos, que cada dolor que palpita dentro de tu cuerpo no sea motivo por el que te sientas vulnerable, que cada canción endurezca tu alma para poder levantar la cabeza mañana, que tu almohada no calle, ni guarde lágrimas innecesarias que puede expresar al día siguiente con una sonrisa. Recuérdate tener valor siempre, y sentirte orgullosa de lo que vales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario